Venezolanos agotan pasajes en autobús desde la frontera hasta Ecuador y Perú

Muchas veces, sin tener la certeza de a dónde se dirigen, personas de toda Venezuela van hasta el norte de Santander a buscar un pasaje a algún país del sur

Con carteles improvisados, los vendedores de pasajes ofertan a los venezolanos nueve destinos distintos para irse del país. | Foto Lorena Bornacelly
Cúcuta.- A Quito y a Lima son dos de los destinos más comunes que los venezolanos optan por ir cuando están en el norte de Santander y buscan nuevo sitio de residencia.
A diario, los venezolanos agotan los pasajes en autobús para otros países. Con lágrimas y en compañía de sus familiares, parten desde la frontera a otros destinos.
“Es increíble ver que se va tanta gente, yo no sé cómo hacen en Quito y Lima porque llega demasiada gente, son hasta 100 autobuses para ambos países. Para nosotros -vendedores de pasajes- es muy bueno, pero hemos visto a muchísimas familias separadas, porque no pueden más; la crisis es muy fuerte”, narró un trabajador que ofrecía pasajes a quienes esperaban por sellar su pasaporte.
Viajar desde Cúcuta hasta Quito cuesta 305 mil pesos colombianos, que equivalen a dos millones 157 mil bolívares, calculado a una tasa de 0,14 centavos de peso por cada bolívar.
Mientras que para Lima cuesta 581 mil pesos, que representan cuatro millones 150 mil bolívares, también calculado a 0,14 centavos.
Por vía terrestre también se ofrecen otros destinos como Rumichaca en Colombia, que es el menos cotizado. Otras ciudades colombianas como Cali y Barranquilla tienen más demanda que las demás.
En Ecuador, además de Quito, al menos tres autobuses diarios salen rumbo a Guayaquil. Ir hasta allí cuesta 338 mil pesos, es decir dos millones 414 mil bolívares.
Hasta Perú salen más venezolanos que a otros destinos. Para ello, al menos, a cuatro ciudades distintas se realizan viajes a diario. En promedio 30 autobuses salen hasta Tumbes, Chiclayo y Lima.
“Yo me imagino que allá debe haber mucho trabajo, casa y comida, porque para allá va mucha gente, es impresionante. Normalmente, la gente se lleva pan, empanadas, arepas, agua y dulces para viajes que son de hasta una semana, porque la mayoría se va sin dinero y prefieren ahorrar. Pasan hambre en el camino”, explicó otro vendedor de pasajes.
Uno de los países a los que se viaja menos por tierra desde Colombia es Chile, pues un pasaje cuesta 932 mil pesos (seis millones 657 mil bolívares). Tampoco lo hacen para Argentina, que cuesta un millón 310 mil pesos (nueve millones 357 mil bolívares).
Según estimaciones de los vendedores de pasajes, al menos 300 venezolanos viajan a diario sin retorno a los destinos que ofertan, pero es para Quito y Lima donde en muchas oportunidades deben habilitar otros autobuses, pues son los primeros que se agotan.

AdSense