Rodulfo González. EL DETERIORO DE LA SALUD EN EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI

TOS FERINA
El socialismo del siglo XXI trajo de vuelta al país una enfermedad que ya había sido controlada mediante la vacunación oportuna, tos ferina o síndrome coqueluchoide
El 3 de noviembre de 2016 Paulina Chirinos  [email protected]  reportó,  con información de la Sociedad Venezolana de Salud Pública, el aumento de la tos ferina.
La fuente explicó que en los primeros siete meses de ese año se habían registrado 276 casos de esa enfermedad conocida también como síndrome coqueluchoide con una incidencia de 9.80 infectados por cada100 mil niños menores de cinco años.
La periodista acotó también que los especialistas alertan sobre la ausencia de programas de salud, por lo cual las bajas coberturas de inmunización pentavalente son las causantes de la epidemia de difteria y la propagación de la tos ferina en Venezuela,  según los datos suministrados del informe de alerta epidemiológica de la Sociedad Venezolana de Salud Pública con fecha del 29 de octubre.
Esos datos, sin embargo, se basan en registros no divulgados del presente año del Ministerio de Salud.
Los estados con mayor cantidad de casos sospechosos fueron Yaracuy (114), Bolívar (86), Zulia (27) y Amazonas (14). En total 13 entidades federales presentaron reportes. 
La tos ferina en Maturín
 Jesymar Añez, el 9 de julio de 2019, reportó que en el Hospital Manuel Núñez Tovar de Maturín detectan semanalmente  siete casos de tos ferina en lactantes y niños a la semana.
La periodista agregó que fuentes médicas aseguran que a uno de cada diez pacientes que ingresa se le confirma la enfermedad clínicamente debido a los síntomas que presentan.
Sin embargo, la falta de reactivos en Monagas impide procesar las muestras de los enfermos desde mediados del año pasado y  para tratarla, los médicos se basan en el examen físico y en toda la información que puede aportar la madre o el padre cuando llegan a la consulta de la emergencia.
Añez explicó que el sábado 6 de ese mes falleció un bebé de seis meses por esta causa.
Sobre esa muerte El Periódico de Monagas publicó que el lactante estuvo seis días recluido en la emergencia pediátrica del hospital de Maturín y murió a pesar de haber recibido antibióticos.
Fuentes
El Periódico de Monagas.
El Pitazo,
La Verdad.

AdSense