Prolifera venta de medicamentos colombianos entre buhoneros de Guarenas

Prolifera venta de medicamentos colombianos entre buhoneros de Guarenas

Analgésicos, antipiréticos, antihipertensivos y antibióticos ingresan al país sin controles sanitarios. Las medicinas terminan en los botiquines de las familias por ser una opción más económica

90
EL PITAZO
Cada día es más común ver entre las exhibiciones medicamentos y chucherías traídos de Colombia / Foto Julio Medina.
Guarenas.- Medicamentos producidos en Colombia que son vendidos en blisters forman parte de las exhibiciones de buhoneros y comerciantes informales en la ciudad de Guarenas, estado Miranda.
Los fármacos genéricos forman parte de la mercancía que tienen a la venta los vendedores ambulantes, además de los productos de limpieza o golosinas.
Entre los medicamentos destacan analgésicos y antipiréticos como Acetaminofén e Ibuprofeno. También es común ver antihipertensivos como Losartán y antibióticos como Azitromicina o Amoxicilina.
Yo viajo a Colombia semanal o quincenalmente. Las medicinas, así como las chupetas y los jabones son los que más se venden”, explica uno de los comerciantes informales, que vio en estas ventas un modelo de negocio.
Estos productos ingresan al país como parte de los artículos de consumo de las personas que entran y salen de Venezuela por cualquiera de las fronteras con Colombia.

Bajo esta modalidad, la mercancía evade las declaraciones formales, el pago de impuestos y los trámites de nacionalización para los respectivos controles sanitarios.
“Al no tener permisos sanitarios, estos productos no cuentan con el aval legal para su consumo y podrían representar un riesgo para la salud de quien los use. Las farmacias son la principal fuente proveedora para quienes requieran adquirir un medicamento”, refiere Deyanira Jaimes, médico residente del Hospital Dr. Luis Salazar Domínguez, conocido como el Seguro Social de Guarenas.

Más baratos

Consumidores y usuarios que compran los medicamentos a los buhoneros fueron consultados por el equipo de El Pitazo y las respuestas tuvieron un común denominador: el ahorro.
Aquí me salen más baratos que en la farmacia. Las 30 pastillas de Losartán aquí me cuestan Bs. 15.000, mientras que en la farmacia salen en Bs. 40.000, por lo bajito”, relató una compradora que aseguró ser hipertensa desde hace 10 años.
De acuerdo con portales de salud en Internet, la hipertensión arterial es una enfermedad crónica en la que la presión de la sangre hacia las paredes de las arterias se produce con mayor fuerza.
Eso supone un esfuerzo adicional del corazón y es una afección muy común entre la población en Venezuela. Al ser controlada con medicamentos, cuidados y evaluación médica permanentes, las personas afectadas pueden tener una calidad de vida normal.

AdSense