Pepe Mujica se desmarca de su partido y llama dictadura al gobierno de Maduro

Pepe Mujica se desmarca de su partido y llama dictadura al gobierno de Maduro

En las últimas semanas, tres miembros de la coalición gobernante Frente Amplio han condenado la violación de derechos humanos en Venezuela, en el marco de las próximas elecciones presidenciales

169
El gobierno uruguayo ha sido fuertemente criticado por mantener una posición tibia frente a la crisis venezolana, y por no reconocer la presidencia interina de Juan Guaidó. Foto: Cortesía
El expresidente de Uruguay y símbolo de la izquierda en ese país, José “Pepe” Mujica, sorprendió a los periodistas cuando no dudó en calificar de “una dictadura” al gobierno de Nicolás Maduro, durante un acto del partido oficialista Movimiento de Participación Popular.
“Es una dictadura, sí. Y en la situación que está no hay otra cosa que dictadura“, expresó durante el evento, según recoge el portal Infobae, aunque más adelante le restó valor al agregar: “Pero dictadura hay en Arabia Saudita, con un rey absoluto. Dictadura hay en Malasia, matan 25 tipos por día. Y la República Popular China, ¿qué me dicen?”.
Su declaración se produce en un momento en que Uruguay se prepara para elegir presidente el 27 de octubre, es el tercer miembro de la gobernante coalición Frente Amplio en desmarcarse de la línea oficial del presidente Tabaré Vásquez, quien ha sido duramente criticado por su postura de neutralidad frente a la crisis venezolana, en una actitud que sus opositores han calificado de complicidad.
Uno de los que ha roto el silencio partidista ha sido el propio candidato presidencial del Frente Amplio, Daniel Martínez, quien a través de su cuenta de Twitter, publicó este domingo un mensaje en el que condena las violaciones de los Derechos Humanos cometidas por Maduro.
“Sí, compañero Danilo, para la izquierda el tema de los derechos humanos debe ser siempre un imperativo ético. El informe Bachelet es lapidario respecto a Venezuela y se trata de una dictadura. Hay que seguir trabajando en una salida negociada y que el centro sean los venezolanos”, escribió.

Si, compañero Danilo, para la izquierda el tema de los derechos humanos debe ser siempre un imperativo ético.
El informe Bachelet es lapidario respecto a Venezuela y se trata de una dictadura. Hay que seguir trabajando en una salida negociada y que el centro sean los venezolanos.

El informe presentado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU parece haber despertado susceptibilidades en el seno de la coalición izquierdista uruguaya, pues otro que marcó distancia fue el ministro de Economía, Danilo Astori. Durante una entrevista ofrecida el viernes a una radio local, declaró que espera una salida pacífica del gobernante venezolano, para evitar un “baño de sangre” en el país.
“A mí no me cuesta nada: lo de Venezuela es una dictadura, una dictadura tremenda, con impactos humanitarios muy graves. Así como digo esto, digo también que valoro enormemente los esfuerzos que ha hecho nuestro gobierno por evitar lo peor, porque hay cosas peores que esta, y las peores son el baño de sangre, en primer lugar”, afirmó.
En este sentido, mantuvo la misma postura del presidente Vásquez de abogar por un diálogo entre el Gobierno y la oposición, descartando por completo cualquier tipo de intervención militar extranjera.
“No quiero que a Venezuela llegue el uso de la fuerza con las consecuencias tremendas que eso podría tener. Por eso es que valoro el sacrificio que significa el hacer un esfuerzo tan grande por resolverlo por vías pacíficas“, indicó.
El Frente Amplio es una coalición de partidos que van desde la centroizquierda progresista hasta el Partido Comunista, siendo el 

Movimiento de Participación Popular una de las fracciones con mayor representación en el Gobierno e influencia dentro de las asambleas de militantes.
En el caso de Vásquez, su gestión se ha caracterizado por una posición tibia frente a las denuncias de autoritarismo y violación de Derechos Humanos en Venezuela, y siendo de las pocas naciones suramericanas que no reconoce a Juan Guaidó como presidente interino, se ha mantenido al margen de las declaraciones de otros países de la región como los que forman el Grupo de Lima, inclinándose más hacia el denominado Grupo de Contacto, formado por Ecuador, Bolivia, Costa Rica y parte de la Unión Europea, y que ha buscado mediar en el conflicto a través de la diplomacia.

AdSense