Migraciones afectan el deporte infantil

Niños entre 8 y 10 años son los que mas abandonan por salir del país con sus familiares.

El flujo migratorio que se ha visto en Venezuela es un fenómeno que cada día toma más fuerza. Sin importar carrera profesional, edad o sexo, miles de personas han dejado el país en la búsqueda de una mejor vida, el motivo parece ser el mismo en la mayoría de los casos: factor económico.

La realidad en Venezuela cambió. Un país acostumbrado a recibir extranjeros: italianos, colombianos, chilenos, los llamados “turcos” para hacer referencia a los nacidos de Siria, Libano y países cercanos. Sin dejar por fuera quienes desde hace unos años llegaron de forma masiva como lo fueron los asiáticos.  ¿Quién no tiene un negocio de ellos cerca de su casa?

Nos acostumbramos a recibir a todo aquel que venían a buscar una oportunidad. Ahora son los venezolanos los que van por algo mejor.

Son los jóvenes los que deciden en su mayoría tomar sus maletas e irse a vivir a otro país. Profesionales de temprana edad que deciden abandonar todo y probar suerte en otro país, aunque allí tengan que trabajar en lugares que nada tienen que ver con su formación. Hay una fuga de cerebros pero, sobre todo, hay una fuga de jóvenes.

Entonces, ¿tiene usted idea de cuántos venezolanos se han ido del país? La respuesta genérica sería: muchos. Pero en cifras netas entre 2015-2017 salieron de Venezuela aproximadamente 924.547 personas, según informes de las oficinas de migración de los países que han recibido venezolanos. Sin contar los que han migrado en este 2018 en el que la cifra es parecida a la anterior.

“Aquí se nos han ido estudiantes, deportistas, profesores… todo tipo de personas que buscan mejorar su calidad de vida”, comentó a PRIMICIA Juan Carlos Rivera encargado de la escuela de baloncesto del Colegio Iberoamericano.

Deporte infantil afectado

Ciudad Guayana no escapa de esta realidad y las distintas disciplinas deportivas de la zona se han visto afectadas, unas más que otras pero en todas hay una historia que contar.

Un emblema en Guayana es Criollitos a través de la liga Celestino Grillet, que cuenta con la participación de más 900 niños que practican béisbol menor.

Sin embargo este deporte no ha sentido el ausentismo de la migración como otros.

“De verdad que a nosotros no nos ha afectado, te puedo decir que unos veinte niños se han ido pero si analizas son casi 90 equipos que participan entonces no afecta”, declaró José Padrón presidente de la liga, quien también comentó que otros son los factores que influyen en que los niños dejen de practicar este deporte.

“El tema económico para jugar es clave, muchos padres no tienen para comprarle a su hijo un guante o unos tacos y por esto no siguen practicando, esto si nos preocupa porque es la realidad del venezolano”, agregó Padrón.

El presidente también analizó que no ha tenido incidencia negativa el tema migratorio en el desarrollo del campeonato.

En la natación pasa algo parecido. “En el estado Bolívar pasa que con todo el problema económico y las migraciones, los atletas dejan de participar, los papás dejan de llevar a los niños”, dijo Luis Ramírez, quien está al frente de la Asociación de Deportes Acuáticos.

El baloncesto lo sufre

Una disciplina sí ha sufrido por la alta migración que hay en el país es el baloncesto.

“Se nos han ido muchos niños con gran talento. Nos ha afectado bastante, por que es difícil armar equipos con los costos tan altos de la ropa deportiva. Lo bueno dentro de todo es que a donde van, dejan el nombre de nuestro club en alto porque nosotros los formamos, pero la fuga de talentos es algo que seguirá pasando”, puntualizó Rivera del Iberoamericano.

Rivera también acotó que el mayor éxodo los tienen en niños entre 8 a 10 años, sin dejar a un lado que de 12 a 14 y 18 a 20 años también han emigrado.

No solo los atletas

La situación económica afecta a todos por igual por lo que a veces se deja a un lado que los encargados de enseñar también sufren.

Los profesores, técnicos, coach, entrenadores o como ustedes deseen llamarlo, también dejan un vacío dentro de la estructura de un club o equipo y hacen que baje el rendimiento de algunos atletas, sobre todo cuando el deporte es individual.

“Algo que se debe decir es que  la migración afecta también  a los buenos entrenadores. Muchos se nos han ido. Hace poco un gran entrenador del Club Ítalo se fue del país y esto hace que baje el nivel de preparación de los nadadores. El problema económico hace que ellos también busquen mejores ingresos. Entonces debemos buscar un suplente que muchas veces no cuenta con el mismo aprendizaje que el anterior. Todos estos factores influyen en la calidad de los nadadores y esto lo ves en las competencias con récord que tardan años en romperse y ni siquiera se le acerca. El nivel competitivo ha bajado mucho”, analizó Luis Ramírez para hablar de los deportes acuáticos.

Masificar es la meta

A pesar de la diáspora que estamos viviendo en la cual la mayoría de las perdidas de talentos son en niños, Ramírez explicó que uno de los proyectos de la asociación es ganar espacios en las escuelas para ganar nuevos atletas con el fin de seguir con el crecimiento y formación deportiva de los niños.

“Tenemos un reto de hacer un plan de masificación en los colegios para buscar nuevos talentos, esto es algo que la asociación tiene pendiente y estamos con un proyecto para que se pueda llevar a cabo y no quede en solo una idea”, informó Ramírez.

Esto ante la preocupación reinante por la poca participación de nadadores en las competencias que se han realizado en este 2018.

“Ya los eventos han bajado su número de participantes por todos estos factores que he contado. Del 2013-2017 se hacían eventos con 300-350 atletas y para este 2018 la media que manejamos es de 160, una gran ausencia”, sentenció el dirigente.

Además de todo lo mencionado, los dirigentes y entrenadores de las distintas disciplinas tiene que sobrellevar el hecho de que muchos niños ocupan su tiempo libre trabajando para tener otro aporte dentro de cada familia. Esto los alejas de los terrenos y canchas de juego.

Generalmente, los padres motivan a sus hijos desde pequeños a practicar deportes de la mano de sus estudios, para que tengan recreación, un pasatiempo, ejercicio físico y ¿por qué no? para que llegue a ser un deportista profesional, todo esto parece ser una utopía ante la crisis económica y la marcha de familias a otros países.

Powered by WPeMatico

AdSense