Médicos de Bolívar rechazan violencia y amedrentamiento en protestas por la salud

Médicos de Bolívar rechazan violencia y amedrentamiento en protestas por la salud

La representación de Médicos Unidos de Venezuela se solidarizó con los agredidos por un colectivo oficialista durante la protesta del 10 de mayo en el Hospital Vargas de Caracas e hicieron un llamado al gremio de la salud local a protestar pacíficamente el próximo 16 de mayo

Los médicos de Bolívar llamaron al gremio de la salud local a protestar pacíficamente el próximo 16 de mayo | Foto: Oriana Faoro
Puerto Ordaz.– La representación de la ONG Médicos Unidos de Venezuela en el estado Bolívar se pronunció este viernes 11 de mayo para rechazar la agresión que sufrieron trabajadores de la salud, pacientes y periodistas durante la manifestación pacífica de este jueves en el Hospital Vargas, de Caracas, y se suman a la convocatoria nacional de protesta para el próximo 16 de mayo. Lo harán para exigir mejoras para los hospitales y todo el sistema de salud en Venezuela, así como para demandar la apertura de un canal humanitario. Los galenos llamaron a todo el personal de la salud a asistir a la protesta de ese día en los hospitales de su ciudad.
“Queremos decirles desde puerto Ordaz que rechazamos categóricamente estos actos. Nosotros somos un equipo unido y si se meten con uno de nosotros en cualquier parte de Venezuela, estaremos protestando de manera pacífica”, expresó Jesús Peña, otorrinolaringólogo de Ciudad Guayana y miembro de la directiva nacional de Médicos Unidos de Venezuela.
El amedrentamiento y agresiones contra quienes denuncian la crisis hospitalaria del país es una política continuada. Hace dos semanas, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) investigó a los médicos que denunciaron carencias en el hospital de Valencia. En Ciudad Guayana, hace dos meses ocurrió lo mismo cuando los médicos denunciaron la muerte de seis neonatos por una falla eléctrica en el pediátrico Menca de Leoni, en San Félix.
Danny Golindano, hematólogo de Ciudad Guayana y miembro de la directiva de Médicos Unidos de Venezuela y la ONG Médicos por la Salud, señaló: “Se está violando no solo el derecho a la salud, sino el derecho a la protesta cívica y pacífica. Fueron los pacientes quienes querían denunciar también la situación de un hospital con 80 % de fallas en medicamentos, 60 % de quirófanos inoperativos… Como gremio unido queremos decirle al Ejecutivo nacional que estamos más unidos que nunca”.
El 10 de mayo estaba convocada una protesta para denunciar la crisis sanitaria de Venezuela en todos los hospitales. En el hospital Vargas, ubicado en el sector Cotiza de la capital, un grupo de colectivos armados oficialistas agredió la manifestación cuando pacientes y enfermeras permitieron el acceso de la prensa dentro del nosocomio. Los sujetos encerraron a los manifestantes, incluyendo a los periodistas, dentro del hospital Vargas. Algunos fueron golpeados.
En los sucesos ocurridos en el hospital Vargas, el colectivo que irrumpió en la protesta también secuestró por varios minutos al camarógrafo del medio nacional digital Vivo Play, Héctor Sánchez, y le robó su cámara. El camarógrafo del medio impreso Últimas Noticias fue golpeado, así como también golpearon al presidente de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), Pedro Zambrano.
Convocan a protesta nacional
Golindano lamentó que las políticas populistas del gobierno actual, a cargo del presidente Nicolás Maduro –quien opta por la reelección presidencial- haya derribado el sistema de salud venezolano hasta convertirlo en el peor de toda Latinoamérica.
“Es lamentable que en Bolívar, después de tener una epidemia de malaria durante dos años, el Estado promueva la campaña antimalárica en campaña electoral”, pese a que en 2016 la Organización Mundial de la Salud (OMS) entregó recursos para el control de la enfermedad. Lo mismo ocurre con el Plan Nacional de Vacunación, recientemente activado por el Ministerio de Salud, coincidiendo con la gira política de Maduro, mientras la realidad es que la ausencia de vacunas permitió el retorno de enfermedades erradicadas por inmunizaciones, como difteria y sarampión.
En los dos hospitales públicos de Ciudad Guayana, Uyapar y Dr. Raúl Leoni, no ha habido hechos similares a los de Caracas, pero los médicos no descartan que pueda suceder. Ya son cuantiosas las amonestaciones verbales y amenazas de procedimientos administrativos contra residentes y especialistas que participan en protestas para exigir mejoras salariales y mejor dotación para los centros.
“Más miedo que los colectivos da no tener cómo responderle a un paciente porque no tenemos medicinas ni insumos de calidad”, cerró Golindano y reiteró la invitación a protestar pacíficamente el 16 de mayo.