Maduro es la gallina 44…

Maduro es la gallina 44… (Parte final), por Eduardo López Sandoval 

Maduro es la gallina 44. Explicar este título es tierra de paso obligado en la tarea del camino hacia el presunto final de este escrito, lo de 44 es por el número de aumentos de sueldo del que se precia el Interfecto, lo de ser la gallina, lo veremos Señor Presidente.
Señor Presidente, en la primera parte de este escrito se le habló –y se sigue– con la entonación de Miguel Ángel Asturias. Le obsequio esta perla de vieja información, que se augura como noticia de última hora para usted, de Wikipedia, la bien llamada enciclopedia libre: “El Señor Presidente es una novela de Miguel Ángel Asturias (1899–1974), escritor y diplomático guatemalteco quien recibió el Premio Nobel de Literatura en 1967. La novela, considerada como un punto de referencia en la literatura de América Latina, explora la naturaleza de la dictadura y sus efectos en la sociedad”.
Señor Presidente, explicamos someramente las causas de La Enfermedad, cuál es la hiperinflación. Si bien la lista de problemas, que en Venezuela se alarga en número más allá de veinte, que alcanza en sus causas mucho más allá de los veinte años de esta Revolución Bolivariana, como la inseguridad jurídica, la dependencia de los Poderes Públicos, crisis de valores, sembrar el petróleo, derechos humanos, mono productor, sustitución de importaciones, corrupción administrativa, militarización de la ciudad, el mito de El Dorado, y el más largo de los etcéteras. Nos concentramos en sólo un problema, en la hiperinflación, que está relacionada -más o menos- con todos los problemas que podamos ver en la longa fila, pero hablemos de esta sola partícula, de la gigante inflación, que por ser un ser tan grande se le llama hiperinflación…
Señor Presidente, el causante de la hiperinflación es usted…
Ya todos comprendimos, –economistas, amas de casa, conuqueros y choferes–, que no existe la tal guerra económica. Enfrentamiento que de existir, –que sabemos todos que no existe, repito–, ya esa disputa la perdimos, lo más inteligente que bien debería hacer usted es rendirse para detener el número de muertes que ha  “causado” la tal guerra. Tarea imposible, porque así como no existe la guerra, el enemigo está sólo en la mente desquiciada de los seguidores del Poseso. Señor Presidente, la guerra económica más que enfrentamiento es un “autosuicidio”… Nos informan que en abril de 2018 la liquidez monetaria alcanzó Bs 595,5, o sea 595.500.000.000.000,00 de Bs. En esta orillita del río Guárico no tenemos las destrezas que nos permiten la real apreciación de tan magno número, pero sí los suficientes ojos para ver que esta chorrera de ceros inorgánicos arrasa la posibilidad de hacer mercado: vuelve aguas negras –de cloacas– nuestra moneda, el bolívar no es fuerte ni soberano. Ya sabemos, Señor Presidente, que cuando usted crea un bono, hace un aumento, una misión, lo que está es devaluando las pocas monedas que podamos tener en el bolsillo, y/o las que tengamos pendiente por cobrar, allí radica la hiperinflación actual. Usted Señor Presidente, no tiene posibilidad alguna de repartir las riquezas que el país no tiene, ustedes le han dado destinos ciertos…

Powered by WPeMatico

AdSense