Lecturas de una cobarde contradicción

Search

Lecturas de una cobarde contradicción

ND 24 marzo, 2019
Entre los derechos humanos y garantías expuestas en el Título III de la Constitución de Venezuela sancionada en 1999, específicamente en la descripción de los derechos civiles, políticos, sociales, culturales, económicos y ambientales, sólo faltó un acápite propio de algún capítulo dedicado al derecho a contradecirse o el derecho a la contradicción. Habida cuenta, la contradicción es toda manifestación vital que, ante condiciones de desarrollo personal, permite al hombre libre demostrar al mundo su inteligencia mientras enfrenta la infinidad o profusión de su propio pensamiento.
Pero en política, la contradicción devela otra acepción en la que sólo tiene cabida la coherencia de las ideas a partir de las cuales se erige el ejercicio político a consumar a través del poder político. Si acaso ese ejercicio político se supedita a contradicciones que enfocan una sucesión de confusiones y enredos truculentos, que dan lugar a criterios y ejecutorias que calumnien la verdad, la justicia y la igualdad, entonces cualquier decisión establecida sobre dichos conjuros será cómplice de consideraciones distorsionadas, engañosas y conflictivas.
Por eso, en política la contradicción es la negación del lo que exalta el ejercicio de la política cuando busca en la igualdad relativa maximizar el provecho de vivir en función de objetivos mancomunados y constructivos. Por tanto, en ese terreno no se concibe espacio para que la contradicción asuma el papel de obstructor de necesidades.
Sin embargo, el ejercicio de la política al que juega el régimen venezolano se refugia en las contradicciones toda vez que sus decisiones son encubiertas por la maraña de engaños de doble filo. O sea, engaños cortantes que hieren a muerte por ambos lados. O por donde se les atienda y entienda. Es así que sus contradicciones son secretas. El régimen no las hace públicas por cuanto son producto del resquebrajamiento que padece a lo interno. Situación ésta además, derivada de la situación de colapso sistémico que soporta el país en su totalidad. Y la cual no le ha sido posible, ni siquiera, minimizar en algo. Lejos de eso, cada día se insufla como resultado de tan crasos contradicciones.
En medio de discursos que exaltan la “paz y la vida” como respuestas políticas ante la disyuntiva que se cierne del caos político, económico y social en el que estos gobernantes de “cuello sucio” sumieron al país hasta volverlo casi una piltrafa, las contradicciones tienen una injerencia de primer orden. Sobre todo, porque –paradójicamente- de ellas depende el poder político arrogado. Así como su enquistamiento o incrustación (a la fuerza) pues se alimenta del desbarajuste causado en todos sus sentidos y expresiones.
Ni siquiera la presencia e incidencia del mundo político observador y de acuciosa razón, sobre la faz de la crisis venezolana, ha sido capaz de lograr la concienciación de quienes manejan los hilos del poder político-militar-policial en torno al propósito de convencerlos sobre los problemas por su culpa causados. O de los errores cometidos por ineptitud o premeditadamente. Pero siempre, con indolencia, saña y odio retrechero. Y esto es lo que ha generado la involución o desarreglo de la institucionalidad democrática.
A este respecto es posible hacer algunas lecturas, luego de analizar la testarudez del régimen sobre la cual ha activado la represión, la corrupción y la quiebra nacional como nunca se había vivido. Ni siquiera, durante los malos ratos del siglo decimonónico, tiempo éste caracterizado por absurdas revoluciones y obtusos liderazgos cuyos caudillos pretendieron apropiarse de la hacienda nacional cual bodega propia de su peculio nativo.
Ante la presión diplomática, e incluso geopolítica ejercida por más de sesenta gobiernos democráticos asentados a lo ancho del globo terráqueo, ni siquiera porque el país ha estado a la mira de un equipo técnico de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, el régimen venezolano ha hecho caso omiso de sus directos llamados de atención. Por lo contrario, se ha adherido a lo poco que le queda pues se halla sin argumentos políticos e ideológicos que justifiquen su obstinación y absurda forma de acometer sus infortunadas acciones.
Es decir, solamente le quedó el argumento represivo, policíaco y atropellador al mejor estilo selectivo enseñado de la mano de esbirros cubanos. Es así que mediante el amedrentamiento y la intimidación, entendiendo que sus bases políticas están descompuestas, se ha atrincherado en la violencia organizada a través de indecentes hordas motorizadas y armadas.
El régimen busca desesperadamente apegarse al último filón de poder que le queda pues reconoce que está viviendo su ocaso, su último respiro. Bien sabe que su agonía está en curso. De ahí que el régimen apela a discursos elaborados con base en narrativas fantasiosas. Así permite explayar y referir mentiras de laboratorio dirigidas a sostener el escaso apoyo popular prendido de miserables dádivas extraídas de donde no existen. Pero que al final, las consigue a costa del sacrificio y compra-venta de lo que ha quedado del raspado impúdico del tesoro nacional. He ahí algunas posibles inferencias que responden a la pregunta que muchos se hacen sin obtener una convincente respuesta. Por eso se tienen algunas posibles lecturas de una cobarde contradicción.

AdSense Noticias

About Noticias de Nueva Esparta Venezuela 4621 Articles
The Publisher: Juan Rodulfo, Defined by Nature: Planet Earth Habitant, Human, Son of Eladio Rodulfo & Briceida Moya, Brother of Gabriela, Gustavo & Katiuska, Father of Gabriel & Sofia; Defined by the Society: Venezuelan Citizen (Human Rights Limited by default), Friend of many, Enemy of few, Neighbor, Student/Teacher/Student, Worker/Supervisor/Manager/Leader/Worker, Husband of Katty/ Ex-Husband of K/Husband of Yohana; Defined by the US Immigration System: Legal Alien; Defined by the Gig Economy: Independent Contractor Form 1099; Studies in classroom: Master Degree in Human Resources Management, English, Chinese Mandarin; Studies at the real world: Human Behavior; Studies at home: Webmaster SEO, Graphic Web Apps Design, Internet & Social Media Marketing, Video Production, You Tube Branding, Trading, Import-Exports, Affiliate Marketing, Cooking, Laundry, Home Cleaning; Work experience: Public-Private-Entrepreneur Sectors; Other Definitions: Bitcoin Evangelist, Human Rights Peace and Love Advocate. Author of: Why Maslow: How to use his theory to stay in Power Forever (EN/SP), Asylum Seekers (EN/SP), Manual for Gorillas: 9 Rules to be the “Fer-pect” Dictator (EN/SP) Social Media profiles: Twitter/FB/Instagram/VK/Linkedin/Sina Weibo: @rodulfox