Las Verdades de Miguel – 714

MI COMENTARIO DE LA SEMANA. El diálogo de Oslo. Como a finales del siglo XX los políticos venezolanos vuelven a repetir sus errores y de nuevo transitan el camino del descrédito. No olvidemos que la desconfianza en la dirigencia política alcanzó su máximo nivel tras el descalabro del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. 20 años después los políticos vuelven a ser vistos con recelo por las mayorías. En esta oportunidad se anuncia un diálogo en Noruega, una diligencia que se atribuyen tanto el Gobierno como la oposición. A dedo, como en los más celebérrimos cenáculos del pasado se han escogido a los portavoces del diálogo, mientras el pueblo no deja de ser un convidado de piedra a las inventivas de una clase política declinante, perdida en la herrumbre de sus consecuentes equivocaciones. De antemano las conversaciones arrancan con mal pie, porque prevalece la idea de que se trata de un evento imposible, más cuando una de las partes, coincidiendo con el vicepresidente de los Estados Unidos en que finalizó el tiempo para el diálogo (una concepción de por sí disparatada), no está ganada para un acuerdo. Están equivocados porque la historia da cuenta que las conversaciones que llevaron a convenios importantes para la paz del mundo, se realizaron en escenarios mucho más trágicos y difíciles; por ejemplo: el más reciente tratado de paz se logró en Colombia después de más de 50 años de guerra que dejaron heridas incurables. En Sudáfrica era impensable que cedieran, por un lado estaba un apartheid irreconciliable con los derechos de la mayoría negra, y en el otro extremo Nelson Mandela lidiaba con los exacerbados radicales de su partido, el Congreso Nacional Africano. También tenemos los paradigmas de Guatemala (1996), Nepal (2006), Indonesia (2006), El Salvador (1991), Burundi (2008), Sudán del Sur (2008), Irlanda del Norte (1998), Sierra Leona (2002) y Angola (2002), todos fueron contextos donde se lograron acuerdos de convivencia para superar conflictos que dejaron tras de sí una estela trágica. Ahora, cuando nuestra realidad no es tan siquiera un ápice de aquellas situaciones, a pesar de la presión mantenida por los más recalcitrantes de la Casa Blanca, aun así es mucho más fácil desplazar a los sectores extremistas. Como colofón, a la hora de, mediante el diálogo político, aprobar los arreglos, estos deben ser sometidos a un referéndum consultivo, de manera que sea la ciudadanía quien tenga la última palabra.

ABUSADORES. Más vale una bolsita de Cheese tris (cereal de maíz inflado) que lo recibido por un usuario en un cajero automático. Para comprar un cachito de jamón se requiere de cuatro retiros de efectivo en días diferentes (la banca tiene establecido como monto máximo de retiro tan sólo 3 mil bolívares), y por si fuera poco, ruegue usted que no se le dañe la tarjeta de débito, porque sin importarles el tiempo que tenga como tarjetahabiente, para restablecerla le pedirán cualquier cantidad de requisitos. En definitiva, la banca hace con los usuarios lo que le viene en gana. El 21 de marzo de 2019, la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) anunció una circular que ordenaría a los bancos públicos y privados aumentar el monto máximo de las tarjetas de créditos a 775.000 bolívares. La pregunta: ¿llegó o no esa circular a las agencias bancarias? ¿Si llegó la orden, por qué la banca hace caso omiso de esa instrucción? ¿Hay o no Gobierno? ¿Acaso la Sudeban es otro mamotreto burocrático? Pero no todo termina allí; hay que ver cómo en los bancos se burlan del común de la gente que quiere hacer uso de su dinero, como si se lo estuvieran regalando; por cierto, los bancos no aguantan una auditoría porque en sus bóvedas hay dineros del Estado que no se reclaman. URGENTE. La dolarización ha traído consigo la inundación del mercado con billetes de baja denominación, habitualmente utilizado en el menudeo de la compra y venta de droga en los barrios y urbanizaciones. El lavado es evidente. BANQUEROS. Un tal Beracha y los banqueros paraguayos, quienes se enriquecieron gracias a sus negociaciones con algunos gobernadores y funcionarios, ahora conforman el tren ejecutivo de la oposición encarnada en Voluntad Popular. ¿Cierto o falso que el exgobernador del Zulia y ahora diplomático es muy allegado a Beracha, un caso similar a una militar extesorera? ¿Qué papel juega en este triángulo una mujer influyente apellidada Luque? PASTICHO. La siguiente nota publicada en nuestra edición pasada motivó un derecho a réplica del ministro Ernesto Villegas: La llegada de Ernesto Villegas y una comitiva de 40 acompañantes a Venecia (Italia) y su alojamiento en uno de los hoteles más costosos de la bota itálica, fue la gota que rebosó el vaso para Isaías Rodríguez, quien hizo saber que tanto él como el personal diplomático llevan meses sin cobrar sus honorarios, y ante la pomposidad de la delegación venezolana optó por renunciar como embajador. En verdad no pierdo mi capacidad de asombro. La burocracia hace perder el sentido a no pocos. El ministro niega que se haya hecho acompañar de una comitiva de 40 personas a la Bienal de Venecia. En realidad, el número de personas es lo de menos. ¿No ha pensado el ministro que en nuestra Venezuela en crisis no es tiempo de paseos? ¿Qué diga cuánto se gastó? A nosotros no nos dice nada lo que pueda reseñar una revista italiana elogiando su visita. ¿Cuánto cuesta la participación venezolana en esa bienal y si nos trae beneficios? Pienso que no es de su interés que los empleados diplomáticos lleven tiempo sin cobrar sus sueldos: –Eso es problema de la Casa Amarilla– pensará para sus adentros. Me imagino que poco le importa lo que se erogue para viajes inútiles, como poco le importó el dinero que se gastaba en Ciudad Caracas, un rotativo que se regalaba y del cual fue usted director. En cuanto a lo expresado en las últimas líneas de su comunicación, no me sorprende que usted confunda rectificación con réplica. Ya nos había puesto al tanto de su confusión lingüística cuando no supo aclararle al Presidente la diferencia entre las palabras adolescente y adolecente (un verdadero pasticho para usted). Por ahora, ministro le recomiendo que no aclare porque obscurece. SÚBDITO. ¿Se acuerdan ustedes de Isaac Pérez Recao, uno de los protagonistas del golpe del 11 de abril de 2002? Pues bien, el parlamentario encargado de contactarle a ese empresario los 30 diputados del MVR que avalarían el mandato de Pedro Carmona, hoy, además de poseer innumerables bienes y gran fortuna, ocupa un importantísimo cargo en el establishment. INCUMPLIMIENTOS. El 27 de marzo de 2018, Nicolás Maduro ordenó la culminación de las obras que dejó sin terminar la empresa brasileña Odebrecht y le encomendó a Tareck el Aissami, entregarlas a los gobernadores para que fueran retomadas con mano de obra nacional. Han pasado 14 meses y esa orden cayó en el vacío. El 18 de marzo de 2019, Maduro pidió la renuncia de todo su cuerpo ministerial; todo se quedó en veremos y todo sigue igual en Miraflores. Desde que se inició su Gobierno, Maduro viene anunciando aumentos en el precio de los combustibles sin que hasta la fecha nada se haya concretado. El 20 de septiembre de 2018 se anunció la implantación del sistema para el subsidio de la gasolina en todas las estaciones de servicio del país (equipos lectores del carnet de la patria y lashuellas dactilares para el cobro del combustible). Hasta ahora no se sabe cuántos recursos se dispusieron y si lo equipos se compraron en China, como anunció el Presidente. También el 20 de septiembre de 2018 Maduro informó que a partir del 1 de octubre de ese mismo año el petro sería la moneda de intercambio comercial internacional, una cuestión que tampoco se ha cumplido. En el 2016, el presidente Maduro ordenaba la toma de los mercados por parte de la Gran Misión Abastecimiento Soberano y en el 2018 instaba a los alcaldes a tomar acciones extraordinarias en los mercados municipales. ¿Qué ha pasado con ambas medidas? TOP FIVE. ¿Cuánto dinero se ha gastado en programas que nunca se ejecutaron, o en todo caso los que se iniciaron quedaron a menos de la mitad del camino? Veamos el Top Five de algunos de los más resaltantes: 5) Los globos aerostáticos (cinco a un costo aproximado de 3 millones de dólares). Adquiridos por Juan Barreto siendo alcalde mayor de Caracas. 4) El Proyecto de Saneamiento del Río Guaire (el sólo planteamiento costó 150 millones de dólares. Se inició durante la gestión de Jacqueline Farías como ministra del Ambiente. Nunca más se supo si se inició o no la obra). 3) Tren Puerto Cabello-La Encrucijada (hasta ahora se han gastado 4 mil 900 millones de dólares y la obra se encuentra paralizada). 2) Nueva autopista Caracas-La Guaira. Sin mostrar ningún sonrojó por la gran mentira que dijo, el entonces ministro Haiman El Troudi llegó a anunciar que a lo largo de 28,5 kilómetros la nueva vía (actualmente paralizada) contaría con diez túneles, siete viaductos y cuatro distribuidores, y que sería ejecutada por el consorcio portugués Teixeira Duarte. Hasta ahora con una inversión desconocida de miles de millones de dólares. 1) Segundo Puente sobre el Lago de Maracaibo (se desconoce si se llegó a invertir en una obra que ni siquiera llegó a dar sus primeros balbuceos). RADIO. Entre 8 y 9 AM, este lunes 3 de junio de 2019 y luego los lunes de cada semana estaré con mi primer espacio en ZETA FM100.3 (Vargas), una emisión a quien tengo como invitado a Jorge Luis García Carneiro, gobernador del Estado. PROGRAMA. Este domingo 2 de junio de 2019 los esperamos a las 10 am en ese espacio de su preferencia que se han convertido Las verdades de Miguel en TV en las mañanas dominicales: El sentido del diálogo; los abusos bancarios.

Powered by WPeMatico

AdSense