HOME » NOTICIAS Familiares de militares presos reclamaron que delegados de Bachelet no visiten cárceles

Familiares de militares presos reclamaron que delegados de Bachelet no visiten cárceles

Los allegados de los detenidos se concentraron en las adyacencias de la Dgcim luego que la activista de los derechos Humanos Tamara Suju anunciara un supuesto motín en la sede del organismo en Boleíta, Caracas

El 3 de julio los familiares de los militares detenidos en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), exigieron al gobierno de Nicolás Maduro detener la persecución contra quienes son disidentes de sus corrientes políticas y condenaron las torturas que aseguran han sufrido los encarcelados
Los allegados de los detenidos se concentraron en las adyacencias de la Dgcim luego que la activista de los derechos Humanos Tamara Suju, anunciara un supuesto motín en la sede del organismo en Boleíta, Caracas.
En este mismo orden, denunciaron que la promesa hecha por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, de que dos delegados examinarían la situación de los derechos humanos en las cárceles del país hasta ahora no ha sido cumplida.
Frente a la Dgcim, pidieron al general Hernández Dala, director del organismo, al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y al gobernante Nicolás Maduro, que “dejen de apresar a quienes no están de acuerdo con su corriente política”, reseñó El Pitazo.
Según lo relatado por los manifestantes cuando logran ver a sus allegados es por menos de dos horas.
La concentración de los familiares de los presos y la información difundida por Suju surge cuatro días después de que se conociera el fallecimiento del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, por presuntas torturas que habría recibido mientras estuvo detenido en la Dgcim.
Lili Barboza, familiar de un preso político, exigió a representantes de la ONU acudir a las instalaciones de la Dgcim para constatar la situación.
“Si no tienen la voluntad de entrar a la Dgcim para ver el estado de los militares, entonces agarren sus maletas y váyanse del país”, manifestó.
Familiares de los presos políticos han exigido al Gobierno les de una fe de vida de sus allegado, pues hay casos en los que tienen más de dos semana sin poderse comunicar con los reos. Tal y como lo denuncian los padres del teniente coronel de la Fuerza Armada Nacional (FAN), Ígber Medina Chaparro, quienes aseguran desde hace ocho semanas no tienen noticias de su hijo.
Los padres hicieron esta petición el 29 de junio tras confirmarse el fallecimiento del capitán de la Armada Rafael Acosta Arévalo
“Después de tener ocho semanas sin tener noticias de nuestro hijo, su madre, sus hermanos y yo decidimos romper el silencio, que lejos de ayudar a la causa por su liberación, ha sido nuestro calvario”, aseguró Igor Marín, padre de Marín Chaparro.

AdSense