Guía para entender mejor la serie “Chernóbil”

Desde que esta miniserie, producida por HBO salió al aire, varios amigos me han preguntado por detalles que no le quedaron bien claros en el desarrollo de la misma.

En mi opinión personal es el relato mas cercano a la realidad de lo que paso ese 6 de abril de 1986 en el reactor No. 4 de la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, ubicada en el norte de Ucrania.

Quizás, esa cercanía con la realidad la hace un poco más difícil de entender para aquellos que no manejan ciertos aspectos técnicos de la producción de electricidad en reactores nucleares.

A continuación les voy a dar unos cuantos tips para que no solo puedan asimilar mejor su contenido sino también disfrutarla desde el punto de vista artístico.

Sin pretender ser un avezado critico cinematográfico presiento que pueda estar nominada en su renglón a los premios del séptimo arte.

Empecemos por la palabra mas repetida; “Radiactividad” la cual, por cierto esta mal traducida por cuanto “Radioactividad” no existe en el idioma español.

La Radiactividad se genera cuando un elemento se torna inestable como, por ejemplo, producto de la reacción nuclear en cadena dentro de un reactor o por la explosión de una bomba atómica.

Las radiaciones ionizantes generadas en la desintegración radiactiva pueden ser de tres tipos:

-Alfa, es un flujo de partículas positivas constituido por dos protones y dos neutrones.

-Beta, es un flujo de electrones producido por la desintegración de neutrones en los núcleos radiactivos.

-Gamma, es un flujo de ondas electromagnéticas de alta energía.

La penetración de la radiación Alfa en la materia es muy baja, pudiendo ser detenida por una simple hoja de papel. La radiación Beta es más penetrante, necesitándose unos milímetros de espesor de aluminio o metacrilato. Por el contrario, la radiación Gamma es muy penetrante por lo que se hacen necesarios espesores importantes de plomo u hormigón para absorberla.

¿Por qué es tan peligrosa?

A.- Por su efecto en el ser humano:

Las radiaciones pueden alterar las estructuras químicas de las moléculas que forman las células de nuestro organismo. Si la molécula alterada es importante para el funcionamiento de la célula, como es el caso del ADN (ácido desoxirribonucleico), habrá consecuencias nocivas para la célula. Dependiendo, entre otros factores, de la dosis de radiación el daño producido será de mayor o menor gravedad, lo que a su vez determinará el tipo de efecto que puede producirse en el organismo.

Si el número de células que muere en un tejido u órgano como consecuencia de la irradiación es alto, se producirá un efecto perjudicial, que dependerá del tejido u órgano mayormente afectado por la radiación. Estos efectos se producen tras exposiciones a dosis altas de radiación y se conocen con el nombre de reacciones tisulares o efectos deterministas.

Un efecto inmediato en el hombre es la esterilización, es por eso que los soldados se ponían aquellos protectores de Plomo en los testiculos.

La Radiactividad está presente en el ambiente a dosis muy bajas, igualmente somos sometido a ella cuando hacemos un estudio de Imagenología.

La dosis máxima permitida es de 5 Roetgen/año; para que tengan una idea, una Tomografía de Abdomen y Pelvis nos absorve 1R, una radiografía de Torax 0,05R.

Ellos estuvieron sometidos dentro del reactor a miles de Roetgen y los mirones del puente a más de 600R.

Al igual que en una fuente de calor, el efecto biológico dependerá de la magnitud de ésta, la cercanía y el tiempo de exposición.

¿Cómo funciona un Reactor Nuclear?

El reactor produce una cantidad enorme de calor que vaporiza el agua que lo enfría, este vapor mueve las paletas de una turbina cuyo eje hace girar un generador para producir electricidad.

El calor se produce por Fisión de átomos de Uranio, esto es producido cuando un Neutron del núcleo sale disparado y choca contra otro núcleo dividiéndolo tal como la bola blanca en la mesa de billar.

Otros núcleos harán lo mismo produciéndose una reacción en cadena, la cual es controlada o moderada usándose en las paredes y techo del reactor “Grafito” el cual se torna altamente radiactivo.

El núcleo del reactor es un arreglo circular y concéntrico de barras de combustible, las cuales están separadas entre si para que circule el agua de enfriamiento y se pueda insertar barras de Boro el cual es el único elemento que se “come” los neutrones y permite controlar la potencia y emisión de calor del núcleo.

Esta actividad de los neutrones es espontánea por lo que siempre debe haber agua de enfriamiento y maniobrabilidad en las barras de Boro.

Estas barras tenían un problema grave de diseño.

Había en su punta, inexplicablemente, “Grafito” el cual nunca se usa en este caso, por cuanto si se inserta en un núcleo a muy baja potencia, por una reacción química, va a producir una generación extraordinaria de radiactividad, que produjo la explosión.

Es de hacer notar que este reactor en particular fue un diseño fuera de lo normal ya que es una mezcla de los reactores usados para producir artificialmente Plutonio para bombas atómicas y de los enfriados por agua.

Estos reactores tipo RBMK eran sumamente inestables cuando se manipulan a baja potencia.

Ese día había que hacer una prueba obligatoria de seguridad a baja potencia pero la poca experiencia de los operadores, la falta de información técnica en la ejecución de una prueba tan delicada y ese problemita de diseño de las barras se juntaron para convertirlo en un infierno incontrolable.

El diseño del contenedor que hospeda al núcleo era sumamente vulnerable de allí que cuando ocurre la explosión el techo sale volando, dejando salir al exterior al Grafito contaminado y toda la radiactividad que se continuaba produciendo.

El núcleo quedó expuesto a la intemperie y generó una contaminación continental.

El Uranio se mantiene radiactivo por más de 20.000 años.

Y como estábamos completos y parió la abuela, todos los protocolos de seguridad fueron violados.

Las autoridades no fueron apropiadamente informadas, los bomberos no conocían la magnitud y riesgos del accidente, la población fue evacuada después de haber sido irradiada y solo se aceptó ayuda técnica internacional cuando tenían el agua al cuello.

A las personas irradiadas se les administró yodo cuando era muy tarde.

Las cápsulas de yodo ayudan a saturar la Tiroides y evitan así que esa glándula absorba yodo contaminado de radiactividad, si se produce un escape de ese elemento en la planta nuclear.

Que disfruten la serie.

Una buena idea mal ejecutada se convierte en una malísima idea

Leancy Clemente

[email protected]/@leancyclemente

Powered by WPeMatico

AdSense