Gobierno brasileño promueve presencia de policías en escuelas

El Gobierno de Brasil ha promovido la expansión del modelo educativo propuesto por el presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, el cual permite que policías sean los encargados de controlar la disciplina en las escuelas.

LEA TAMBIÉN:

Indígenas marchan contra la violación de sus derechos en Brasil 

En la actualidad en la capital de Brasil, Brasilia existen cuatro escuelas, las autoridades locales esperan incorporar un mínimo de 36 escuelas para el finales de 2019 y alcanzar 200 en 2022.

La intención del gobierno de Bolsonaro es impulsar una expansión similar en todo el país, aunque aún no han revelado la cifra que esperan alcanzar.

 

Expertos han expresado su rechazo al modelo de Bolsonaro, argumentando que este podría ser excluyentes e ir en contra del concepto de un sistema educativo público gratuito y abierto. Otro riesgo para los críticos es la introducción de armas en las escuelas.

Brasil  tiene la tasa anual de homicidios más alta del mundo, en su mayoría cometidos con armas de fuego.

Más allá de permitir policías en las escuelas, el gobierno ultraderechista pretende impulsar cambios dirigida a la revisión y eliminación del contenido de los textos educativos. De acuerdo a la administración los libros de enseñanza están dominados  por una “ideología marxista”.

El Ministerio de Educación apuntó a una revisión de los libros de texto de historia para referirse a la dictadura que rigió el país entre 1964 y 1985 como un “régimen democrático de fuerza”, así como para eliminar las referencias al feminismo, la homosexualidad y la violencia contra las mujeres.

En los últimos años, algunas escuelas controladas por la policía fueron intervenidas por la Fiscalía tras denuncias de que los agentes comenzaron a cobrar cuotas mensuales a los padres, a imponer costosos uniformes o a reservar la mitad de las matrículas de los centros para hijos de policías.

Powered by WPeMatico

AdSense