El petro no puede transarse a casi un año de su anuncio oficial

El petro no puede transarse a casi un año de su anuncio oficial

Se aprueban petros antes de su comercialización. Desde que en diciembre de 2017 fuera anunciado el petro, aún se desconocen los detalles sobre sus transacciones. Sin embargo, el presidente Nicolás Maduro omite estos detalles y aprueba financiamientos en una criptomoneda gubernamental que sigue sin existir
Un saldo inicial de 20 millones de petros tendrá el nuevo fondo para el desarrollo de las regiones, según el anuncio presidencial del 15 de octubre. En él, aseguró el jefe de Estado, habrá un sistema rotativo en el cual se invertirá y recuperará el dinero.
Además, el monto en petros es equivalente a 1.200 millones de dólares, dijo el Presidente. Eso quiere decir que cada criptoactivo del Gobierno tiene un valor de 60 dólares, lo que está por debajo del precio del barril petrolero venezolano, que se ubica en 74 dólares.
Pero, ¿a través de cuál plataforma se usará el petro? ¿Cómo puede obtenerse? ¿Quiénes lo usarán? ¿Es viable?
Aarón Olmos, economista especializado en finanzas, explica que para la comercialización del petro se deben adecuar las plataformas de los comercios y brindar conocimientos necesarios a las personas para poder operar con ellos. No obstante, casi un año después de su anuncio oficial, Venezuela carece de ambos requerimientos.
La Superintencia de la Criptomoneda informó que existen dos maneras de adquirir el petro: comprándolo en la Tesorería Nacional de Criptoactivos, o vía internet a través de un exchangecasa de cambio. Ello amerita un registro que, a juicio de Olmos, no cumple con los mecanismos de seguridad que caracteriza a las demás plataformas de criptomonedas.
“Las demás billeteras digitales piden datos del usuario, contraseñas y confirmaciones de identidad. Pero la del petro puede hackearse con solo ingresar al teléfono y abrir la aplicación, pues no pide ni la contraseña”, dijo el economista a Efecto Cocuyo.

“La aceptación del petro es voluntaria, no impuesta”

Actualmente en el país hay cuatro grupos de personas, de acuerdo con Olmos: los que transan solo en bolívares; los que operan en divisas; los que se apoyan en criptomonedas; y los que usan todos los mecanismos. Pero quienes se manejan con criptomonedas son el grupo más reducido.
“Para que se logre transar con el petro, se necesita que la gente esté dispuesta a usarlo y que no sea por imposición”, afirmó Olmos. Y sentenció: “nadie cree en el Gobierno venezolano, y la credibilidad es esencial en las criptomonedas”.
A partir de noviembre la renovación de los pasaportes se deberán pagar en petros. Y a ellos se suman las tarifas turísticas, las exportaciones a través de Pdvsa, y las ventas inmobiliarias, según el presidente Maduro. Pero, tras meses de los anuncios, nada se ha cumplido.
Efecto Cocuyo

Powered by WPeMatico

AdSense