El gobierno busca evitar otra reconversión fracasada, expresa Luis Vicente León

El gobierno busca evitar otra reconversión fracasada, expresa Luis Vicente León

Para el economista y presidente de la empresa de investigación de mercados y opinión pública, Datanálisis, Luis Vicente León, la imposición del criptoactivo gubernamental Petro como unidad de cuenta en la información contable y la promoción masiva de su uso obedece a la necesidad de evitar una nueva reconversión monetaria, cuyo fracaso «está cantado» y preservar el valor de los activos con fines impositivos.

acción
The Best Of acción

Banca y Negocios
En su cuenta de la red social Twitter, León señala que el gobierno de Nicolás Maduro pretende «petrificar» el bolívar, una moneda que, en todo caso, «ya era historia».
«Es obvio que el gobierno perdió su capacidad de controlar la economía, el cambio, los precios. Sin divisas suficientes y sancionado, no puede abastecer el país sin divisas privadas y estas no vienen sin liberacion de precios y cambio. Resultado: liberacion económica de facto», apunta el economista en una serie de mensajes donde comenta la reciente decisión de ampliar el radio de acción del Petro, como unidad de valor y de cuenta.
León pronostica que estas decisiones serán «impotentes» para resolver el problema de fondo que es rescatar la economía de una debacle que ya lleva más de seis años consecutivos.
«Sin margen para atender el problema de fondo, el gobierno tenía 5 opciones operativas: 1) nueva reconversión monetaria, 2) producir billetes con más ceros, 3) permitir eliminar los ceros empíricamente 4) dolarizar o 5) plantear una doble contabilidad Bs y Petro. Escogió la quinta».
El Petro, cuya cotización con respecto a la divisa estadounidense permanece anclada en 60 dólares -aunque a los efectos del salario mínimo esta paridad no aplica-, es una polémica invención del gobierno de Nicolás Maduro, cuya primera intención era servir como moneda convertible para eludir las sanciones de Estados Unidos. Este objetivo no se cumplió y ahora se pretende masificar en el mercado interno en una especie de «cubanización» de la estrategia monetaria, donde coexisten dos monedas de curso legal.
Para algunos expertos en materia de criptomoneda, el Petro se parece más a un instrumento financiero; sin embargo, su uso se ha ido extendiendo en el comercio, pero -reconocen fuentes de la periferia técnica del gobierno- no de la manera en que se hubiera esperado. Por ello, ahora se le da un impulso que, se entiende, pretende ser definitivo.
El economista Luis Oliveros, también en la red social Twitter, señala lapidariamente que «El madurismo se quita la careta con respecto al Bolívar. Tiran la toalla, lo dejarán morir».

AdSense