El apoyo a los solicitantes de asilo es un esfuerzo colectivo en el condado de Riverside – KESQ

Search

Cada día los inmigrantes toman la difícil decisión de dejar sus países de origen hacia los Estados Unidos. Ellos recorren miles de millas, muchas veces un trayecto lleno de peligro para una nueva vida. Los migrantes llegan a ciertos puerto fronterizos y piden asilo político. Después de ser procesados esperan su próximo paso.

Para un número de ellos, el condado de Riverside se convierte en una parada hacia su destino.

Fernando Humberto goza de un juego de pelota con sus dos hijos. Por un rato, la angustia que están en un nuevo país se les olvida a los pequeños. De donde llegaron, sonreír era lo último que pensaban.

“Cuando nos metieron a esos cuartos, teníamos que dormir en el suelo con cobijas como de aluminio”, dijo la pequeña hija de Humberto. 

La familia de cuatro no tiene mucho que salió de ecuador y hace poco llegaron de un centro de detención de la patrulla fronteriza a Mecca.

“Por la crisis económica y muy peligroso se volvió aya”, dijo Fernando. 

Marta Celedón junto a su mama y hermana abandonaron venezuela en busca de una vida estable.

“Yo estudiaba como abogada y  no podía ejercer mi carrera por diferencias políticas”, comentó Martha. 

Otros como Héctor huyeron del temor de su país solos.

“Es muy difícil la vida en Cuba”, indicó Hector. 

Todas estas familias son solicitantes de asilo político.

“Hay muchísimas razones, persecuciones políticas, narcotráfico, en fin es inacabable la lista de lo que ocurre en Latino America y en muchos países del mundo”, dijo el abogado de inmigracion Claudio Koren, del centro legal de TODEC. 

En el viaje hacia su destino se encuentra una parada en el Centro Galilee al este del valle de Coachella. Allí llegan después de ser procesados por la patrulla fronteriza. Se les provee alimentación y necesidades de higiene básicas. Un equipo también se encarga de ayudar a los migrantes a comunicarse con sus seres queridos.

“La estancia de los migrantes de asilo político es alrededor de 48 horas”, dijo la cofundadora del centro, Claudia Castorena. 

Los que no llegan a albergues como este son atendidos por el condado. Más de mil individuos han sido asistidos este año por las autoridades locales. A los que llegan se les hacen chequeos médicos y se les da hospedaje en hoteles.

El condado reporta que la misión en el mes de marzo generó $242,000 dólares en gastos económicos y señalan que recibe invidious casi todos los días con casos de asilos pendientes.

El abogado Claudio Koren afirma que muchas de estas familias tardarán años en ver un juez.

“Recordemos que el asilo no solo es asilo político, es donde la gente busca santuario busca protección de una situación que es peligrosa”, dijo Claudio. 

En cuanto a Fernando y su familia, él dice que la mitad de la batalla ya está ganada con estar en estados unidos. Muy pronto se reunirán con sus familiares en el estado de Nueva York.

“Yo se que aquí, ellos van a tener un mejor futuro, nosotros como familias vamos a mejorar nuestra situación económica”, concluyó Fernando.

En un punto, el condado pidió intervención del gobierno federal por los gastos económicos debido al constante flujo de migrantes llegando. La portavoz del condado Yaoska Machado informa que el gobierno del país de Estados Unidos ha indicado que los reembolsará por ciertos costos.

Powered by WPeMatico