¿Cómo los campos de detención en EE.UU. violan los derechos humanos?

Este viernes se realizará la vigilia Lights for Liberty (Luces por la libertad) en centenares de ciudades de Estados Unidos (EE.UU.) para condenar la muerte de migrantes y exigir el cierre de los campos de detención creados por el Gobierno del presidente Donald Trump, por considerar que son violatorios de los derechos humanos.

LEA TAMBIÉN:

Abrirán nuevo centro de detención de migrantes menores en Texas

La vigilia fue convocada por organizaciones no gubernamentales (ONG) como: United Farm Workers Foundation, The Dolores Huerta Foundation, Al Otro Lado, New Sanctuary Coalition, Black Movement Law Project, V-Day, the ACLU of Southern California, Code Pink, entre otras.

Hacinamiento e insalubridad

Activistas humanitarios han denunciado condiciones de hacinamiento e insalubridad en las instalaciones provisionales, creadas por la administración Trump en los últimos meses, donde están detenidos miles de migrantes, en su mayoría de países centroamericanos.

El diario estadounidense La Noticia, enfocado en el público hispano, reveló que en un campo ubicado en El Paso, Texas, se encontró a 900 inmigrantes detenidos, cuando tiene una capacidad para 125 personas.

De acuerdo con un informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., miles de menores de edad dijeron haber sido víctimas de abuso sexual cuando estaban bajo custodia del Gobierno en estos centros de detención.

¿Campos de concentración?

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha habilitado unas 200 instalaciones en diversos lugares de EE.UU. donde están detenidas unas 50 mil personas, en su mayoría latinoamericanos sin papeles, refugiados y solicitantes de asilo.

En los últimos dos años, han muerto 24 personas en esos campos, seis de ellas menores de edad.

La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez inició la polémica en junio pasado al tuitear: “Esta administración ha establecido campos de concentración en la frontera sur de Estados Unidos para migrantes, donde están siendo brutalizados con condiciones deshumanizantes y muriendo”.

En su tuit, la legisladora opositora mencionó un artículo de Esquire, en el cual la experta Andrea Pitzer maneja la misma idea, que en Estados Unidos hay “un sistema de campos de concentración”, debido a que son recintos donde hay personas detenidas sin ningún juicio en su contra.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, dijo por su parte que “no habría dudas en llamarlos campos de concentración”.

Sin embargo, personeros del Gobierno de Trump rechazan la idea de comparar los centros de detención de migrantes con los recintos que usaron los nazis en la Segunda Guerra Mundial, en los cuales murieron alrededor de seis millones de personas, judíos en su mayoría.

El mismo Trump ha reconocido que en algunos campos de detención las condiciones son “terribles”, pero argumenta que su administración no ha recibido los recursos financieros para atender la masiva llegada de migrantes registrada en los últimos meses.

Powered by WPeMatico

AdSense