Al menos 44 niños fallecieron por sarampión en Delta Amacuro

La asociacion civil indígena Kapé Kapé denunció que la autoridad única en Salud en la entidad, Martín Márquez, no haya ofrecido detalles sobre la jornada de vacunación que desarrollaría en uno de los tres municipios afectados por la epidemia

Foto: Referencial
Caracas.- La epidemia de sarampión se propagó hacia el estado Delta Amacuro en diciembre de 2017. A tres meses, la enfermedad ha procavado la muerte de al menos 44 niños que habitaban en los municipios Tucupita, Pedernales y Antonio Díaz de la entidad, según la información que maneja la diputada de la Asamblea Nacional, Larissa González.
“El brote de sarampión en el estado Delta Amacuro se ha convertido en emergencia sanitaria por la expansión y los decesos causados”, reseña un comunicado del Asociación civil indígena Kapé Kapé, en el que reflejan una radiografía del comportamiento de la epidemia, en medio del hermetismo de las autoridades de salud de la entidad.
Los primeros cinco casos sospechosos de sarampión ingresaron al Hospital Tulio López Ramírez en Barrancas del Orinoco, población de Delta Amacuro que limita con el estado Monagas,

durante la tercera semana de diciembre de 2017. “Sin embargo, no hubo informaciones oficiales, ni medidas preventivas [ante] la propagación de la enfermedad. En ese momento, la Oficina de Promoción y Orientación al Paciente Indígena del Hospital Luis Razetti negó el ingreso de pacientes con casos confirmados o sospechosos de sarampión en dicho centro de salud”, refierieron los miembros de asociación civil indígena.
El sarampión reapareció en el país a principios de julio de 2017 en el municipio Caroní del estado Bolívar. A mediados de noviembre, la epidemia comenzó a propagarse hacia los estados Anzoátegui y Monagas. La Organización Panamericana de Salud (OPS) confirmó a finales del pasado mes de enero que la enfermedad se expandió a Delta Amacuro y, además, en los estados Miranda, Vargas, Zulia y Apure y el Distrito Capital.
Entre la última semana de febrero y la segunda de marzo de 2018, se contabilizaban en Delta Amacuro 28 niños fallecidos por sarampión, algunos pertenecientes a la etnia indígena warao, quienes vivían en poblaciones de los municipios Tucupita, Pedernales y Antonio Díaz. El pasado 23 de febrero, el personal médico del Materno Infantil de Tucupita informó sobre el ingreso de 19 casos sospechosos con el virus a ese centro asistencial.
A dos meses de diseminado el sarampión, la autoridad única en Salud del Delta Amacuro, Martín Márquez, reconoció que la epidemia afectaba a las comunidades de la entidad e informó sobre la puesta en marcha de jornadas de vacunación masiva solo en el municipio Antonio Díaz. “Aunque no precisó fechas ni mayores detalles”, recalcó el comunicado de Kepé Kepé.
La OPS reconoció en febrero solo dos casos letales a causa de sarampión en el país desde que reapareció la enfermedad, sin precisar en cuáles de los estados que registraron casos confirmados ocurrieron estas muertes. Además de Delta Amacuro, también se reportaron casos de fallecidos por la infección viral en Bolívar y el Distrito Capital.
Venezuela es el país que actualmente concentra 80% de los casos confirmados con sarampión entre las nueve naciones de América que reportaron morbilidad por la enfermedad viral durante los primeros tres meses de 2018. Desde julio de 2017 hasta la tercera de semana de febrero de 2018, el país acumuló 886 casos confirmados con sarampión. Especialistas de la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, basados en los últimos de datos de la OPS, calculan que Venezuela notificó, en ese período, 2.819 casos sospechosos.
El aumento de casos y su expansión ocurrió en medio de la ejecución de un plan de respuesta rápida para atender el brote epidémico que empredió el año pasado el Ministerio de Salud con apoyo técnico de la OPS, en el que se pretendía vacunar masivamente a la población y reforzar la vigilancia epidemiológica para reducir la incidencia de sarampión antes de cumplirse el año de su  reaparición. La estrategia, cuestionada por diferentes especialistas y médicos por fallar en dar una respuesta efectiva para frenar la propagación del virus, no impidió tampoco que Venezuela exportara 18 casos de sarampión a Brasil y Colombia.

Powered by WPeMatico

AdSense